Archive for 14 mayo 2010

De omni re scibili et quibusdam aliis

14 mayo, 2010

“Todo hombre, por naturaleza, desea saber.” Aristóteles

“Sólo sé que no sé nada.” Sócrates, inventor de la falsa modestia.

“Quien más sabe, más duda.” Pío II (o Pío Pío, para los cardenales)

“El saber es una zanahoria que cuelga de un palo.” Anónimo

Muy interesante tema el del saber. Incluso nosotros, que nos destacamos por nuestra sabiduría, por todo el saver que akumulamos, seguimos preguntándonos cómo es posible que por mucho que aprendamos sigamos rebuznando igual.

Se nos antoja harto paradójico que nuestra especie no reciba otro nombre que Homo sapiens sapiens. Nosotros, doblemente sapientes, que creamos artefactos electrónicos para que nos esclavicen, que llevamos una máscara social para ocultar nuestra triste realidad, que nos damos cabezazos contra la pared porque una esfera de goma llena de aire no ha entrado a través de unos postes de madera o de un aro metálico, y cetera.

El saber se extiende a todos los ámbitos,  se puede saber mucho,  saber poco, saber de los libros, saber de la vida, saber estar, saber hacer, saber dulce, saber salado, saber vivir, saber y ganar

Y esto nos trae a un asunto muy peliagudo: el debate abierto por nuestro muy brillante amigo, ilustre, insigne, de distinguida prosapia, sólo superado en fama por Popeye, perteneciente al selecto círculo de los ventripotentes amigos del Wok.

“¿Habrá alguna mujer que sea inmortal gracias a los consejos de Saber Vivir?”

Por el momento no hay datos oficiales al respecto, pero no pocos afirman que en caso de que uno de los rumores sobre Jordi Hurtado sea cierto, es más que probable que la causa se encuentre en los magníficos consejos matinales de Manuel Torreiglesias y Luis Gutiérrez en el famoso programa de la mañana de la 1.

Ya es un clamor popular, encontrar la solución de este enigma es una condición sine qua non para el progreso de la humanidad. ¿Es Jordi Hurtado inmortal?

Los expertos son por el momento incapaces de llegar al consenso. Aún son discutidas las teorías del cyborg, de que en realidad Dorian Gray no murió y al ser sospechoso del asesinato de Basil Hallward decidió fingir su muerte delante de su famoso retrato para emigrar a España bajo una identidad falsa y presentar un concurso de sobremesa, de que fue creado por PIXAR, de que fue grabado pronunciando cada letra del abecedario y que en realidad estamos viendo ad aeternum las mismas imágenes en infinitas combinaciones, y cetera.

No obstante, las discusiones sobre la inmortalidad de Jordi Hurtado no nos acercan al quid de la cuestión planteada. Nuestro amigo preguntó por una mujer inmortal, ergo el tema de la trascendencia de Jordi Hurtado es impertinente, de la misma manera que tampoco es pertinente la inmortalidad de una Turritopsis nutricula, puesto que una de las pocas cosas que no se discuten del magnífico presentador de Saber y Ganar es su virilidad.

Ha quedado claro que el demiurgo, que sostiene con un palo la zanahoria del saber delante de nuestro hocico, no tiene brújula. Quod erat demonstrandum.

Anuncios

Correo del lector 14-05-2010

14 mayo, 2010

Hoy responderemos a Joaquín, que nos escribe desde Zaragoza planteándonos una, según él, filológicamente interesante pregunta. Está en contra de nuestros principios tratar como a un ser humano a alguien que se llama Joaquín, pero en esta ocasión haremos una excepción, ya que nos es terriblemente incómodo el sentimiento de lástima al rechazar todas las cartas que nos envía todos los días. Al fin y al cabo se trata de uno de nuestros lectores más destacados, por su estulticia.

Procedamos a la lectura de su pregunta:

¿Cómo es posible que aparear, copular, fornicar, y otros verbos que me ruborizaría más nombrar, no sean verbos copulativos?

En fin, hemos cambiado de parecer y en esta ocasión hemos estimado de mayor conveniencia no responder a nuestro lector, para que no se ruborice.

Intento de respuesta a una muy interesante entrada del muy interesante blog de nuestro muy brillante amigo que ha acabado yéndose por las ramas

6 mayo, 2010

http://territoriotrol.wordpress.com/2010/05/05/el-uso-de-la-historia-hoy-en-dia/

Este tema yo lo veo muy relacionado con lo que se comentó respecto a la neolengua.  La sociedad actual se articula en la retórica, bien poco importando la verdad. Formando todos parte de la red social (tema del que hay mucho que hablar también), la verdad queda enmascarada y todo se convierte en un debate de palabras vacías, de apariencias.

Lo que se busca es imponer una verdad subjetiva eliminando la posibilidad de que la verdad objetiva, u otra verdad subjetiva, sea dicha. Y es en esta circunstancia que la historia, que debería ser estudiada para aprender de ella, se utiliza como herramienta dialéctica y, por lo tanto, política.

Es por esto que nunca se puede tener razón al debatir con una persona cuyo abuelo murió en la Guerra Civil, porque si se tiene una subjetividad diferente a la suya le acusará de pertenecer al bando que asesinó a su abuelo.

Recurrir de esta manera a los hechos históricos como argumento es absurdo. En primer lugar, se cometen muchos anacronismos, ya que casi nadie se molesta en interpretar la historia desde el punto de vista adecuado, es decir, teniendo en cuenta el contexto del momento en que se produjeron los hechos. Muchas de las cosas que ahora son oficialmente inaceptables, hace un siglo eran probablemente normales.

Por otro lado, y esto es lo más importante, el hombre se está autodestruyendo al utilizar la historia como herramienta política, está utilizando las cicatrices del pasado para abrir heridas en el presente.

La historia ha de servir para aprender de los errores y los aciertos, para avanzar sobre todo lo que ya se ha conseguido.

La Humanidad avanzaría si, observando los errores históricos, construyera un futuro en el que éstos no se volvieran a producir, en que víctimas perdonaran a verdugos para colaborar en la construcción de un sistema justo en que todos los hombres estuvieran en igualdad de condiciones.

Toda revolución fracasará si aquellos que la protagonizan deciden vengarse de los opresores y relevarlos en su función.

Es necesario pasar página, dejar a los fallecidos descansar en paz, y empezar a hacer algo por el bien común.

De cómo la quintaesencia es ingerida y digerida para ser expulsada a la manera que se puede apreciar en las entradas de nuestro querido blog

2 mayo, 2010

Pocas son las personas que no llevan mucho tiempo preguntándose cómo es posible la existencia de este blog. Explicar la naturaleza de nuestras turbias mentes es una tarea harto ardua, por lo que de momento nos limitaremos a dar a conocer cuál es nuestro modus operandi, la manera en que cometemos nuestras entradas.

No es sino tomando nuestra refección corporal que gestamos el contenido de nuestro queridísimo blog. Pues ha quedado comprobado que es así, comiendo y bebiendo en abundancia, como mejor se regurgitan las ideas que subyacen en nuestras ya famosas excreciones dialécticas.

Bien lejos ha quedado el día en que se produjo el rito iniciático. Sin duda podemos afirmar que, a día de hoy, somos expertos en la materia. En la materia prima, que bien nos nutre corporal y espiritualmente al son de la sagrada letanía:

“Kong Bao”,

“al curry“,

“me ruge el estómago, tengo un hambre lobo”,

“reminiscencia del instinto cavernario del por cojones lo hacemos (el cual ha hecho mucho daño al mundo a lo largo de la historia)”,

wok“,

“sé un hombre y usa los palillos”,

“salsa tou-si, pero yo no”,

“¿me puedo llevar los platos?”,

“yo, como el pobre, antes reventar que sobre”,

“agridulce”,

“vamos a por el tercer postre”,

“gracias Jack, Jack Jones”,

“Sí, saque Sake, por favor”

y cetera.

El procedimiento a seguir es realmente sencillo. Con los entrantes surgen las primeras ideas descabelladas. Son siempre descabelladas. De hecho,  nunca hemos tenido una idea con cabello. Como bien se ve, la conversación es condimentada con generosas dosis de humor barato. A continuación se pasa directamente al wok, ya que la comida no nos gusta a la plancha sino arrugada. Una vez el humor de baja estofa ha llegado a su punto de ebullición, se pasa al segundo plato.

Tras la elección de la segunda salsa, la fritanga mental está en su punto. Lo que era una tertulia sobre temas de diversa índole, pasa a ser un plato de cocina asiática. Demenciales teorías son salteadas, y se empieza a gritar demostraciones cogidas con palillos. En este momento se produce la metempsicosis o transmigración de las almas; las posturas ideológicas súbitamente intercambian el cuerpo a través del cual se expresan. Cuando cada uno de los contertulios se ha puesto en evidencia derribando su propia teoría inicial, empieza a brotar de las paredes el sonido de la dantesca pieza musical: A los pitufos les ha pagado la alcaldesa de La Muela, gracias a los cuantiosos beneficios de la energía eólica, unas vacaciones en Bali.

Cuando ya hemos sido sacados de quicio, damos rienda suelta a nuestra gurmandicia (o gula, como dicen las personas de bajo estrato social), y se procede con el postre, el segundo postre y el tercer postre.