Correo del lector 14-05-2010

Hoy responderemos a Joaquín, que nos escribe desde Zaragoza planteándonos una, según él, filológicamente interesante pregunta. Está en contra de nuestros principios tratar como a un ser humano a alguien que se llama Joaquín, pero en esta ocasión haremos una excepción, ya que nos es terriblemente incómodo el sentimiento de lástima al rechazar todas las cartas que nos envía todos los días. Al fin y al cabo se trata de uno de nuestros lectores más destacados, por su estulticia.

Procedamos a la lectura de su pregunta:

¿Cómo es posible que aparear, copular, fornicar, y otros verbos que me ruborizaría más nombrar, no sean verbos copulativos?

En fin, hemos cambiado de parecer y en esta ocasión hemos estimado de mayor conveniencia no responder a nuestro lector, para que no se ruborice.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: